Incierta la fecha de apertura de Ikea en CdMx

0

 

“Debido a la situación actual y para acercar a IKEA a la mayoría de los mexicanos activaremos nuestra plataforma de e-commerce en este otoño y como un segundo momento abriremos la tienda física”.

 

Así se expresa Malcolm Pruys, CEO de Ikea en México, con respecto a una fecha tentativa de apertura de la primera tienda en territorio nacional.

Con toda seguridad, el directivo dio a conocer que, debido a la crisis sanitaria provocada por el COVID-19 tendrán que modificar la fecha prevista para iniciar sus operaciones en México.

 

Ikea, de momento, no puede determinar cuándo inaugurará la esperada tienda en México. “Hoy por hoy no puedo decirlo. Estamos analizando qué supone esto para nuestro calendario. Si diera una fecha, mentiría”, reconoce Malcolm Pruys.

 

Como se había informado oportunamente por diversos medios, entre ellos PORTE, La inauguración estaba prevista para octubre de 2020, en el centro comercial Oceanía, de la Ciudad de México. “Es un gran proyecto y estamos analizando todos los aspectos para no perder tiempo, pero no puedo decir que no nos retrasaremos”, reconoce Pruys.

 

La inauguración de la primera tienda de Ikea en México será muy diferente de lo que la marca y los consumidores, que han esperado lustros desde que comenzaron los primeros rumores de su llegada al país, esperaban. Las 30,000 personas que llegaban a abarrotar en el día de apertura los grandes establecimientos del gigante sueco del mueble quedarán como un recuerdo. La pandemia de coronavirus y el distanciamiento social ha venido a cambiarlo todo. Y no se descarta, incluso, que modifique la fecha de apertura.

 

Aunque podría atribuirse un eventual retraso al freno que tuvo la construcción por el freno que impuso el gobierno federal a ciertas industrias, el directivo aclara que esto en realidad no tendría por qué suponer una gran modificación. “Nosotros siempre contemplamos diferentes tipos de contingencias en nuestros planes”.

 

De acuerdo a nuestras notas informativas, la inversión de Ikea en México prevista en un inicio ronda los 500 millones de dólares, para la construcción de la primera tienda, un centro de distribución, una planta de producción, tecnología y la búsqueda de nuevas instalaciones.

 

La empresa acaba de donar 50 refugios para hospitales de la Ciudad de México y del Estado de México, que pueden usarse como espacio de descanso para personal médico, consultorios o como puntos de primer contacto.

 

Pese a que el freno de la economía podría reducir hacia el segundo semestre el consumo de bienes durables, como los muebles, la empresa no frenará sus contrataciones ni plantea reducir su plantilla, que ahora trabaja desde casa. “Nunca hemos pensado ni hemos estado en posición de pensar en no pagar o no apoyar a nuestra fuerza de trabajo. Todo el mundo que trabaja en Ikea sigue trabajando, solo que ahora desde casa”, afirma Pruys, que cada viernes hace una reunión con todo el equipo, de 110 personas.

 

Si bien los empleos y las metas de contratación siguen intactos, el directivo reconoce que la situación sanitaria en plena preparación de la apertura de la primera tienda en el país sí ha cambiado la forma de trabajo y de liderazgo.

 

Pruys señala que el principal reto es estar más conectado con el equipo, de forma mucho más consciente. En la oficina, es fácil hablar con los colegas en el café o al pasar por alguno de los escritorios. “Pero cuando trabajas desde casa, debes ser más estructurado, hacer tiempo para poder hablar con cada persona, de las cosas que ellos necesiten hablar, que puede estar relacionado con alguna tarea o el trabajo, o solo sobre cómo se sienten”, explica. “Nosotros hacemos muchas actividades divertidas, como videos de Tik Tok y quedamos para comer y compartir recetas de tacos”.

 

Staff PORTE

 

 

Share.

About Author

Leave A Reply